Opciones ahorro hijos: Renta Fija, Renta Variable y Activos Monetarios (Cuentas infantiles)

opciones ahorro hijos

Cuando nos planteamos ahorrar para nuestros hijos lo primero que se nos ocurre es abrir una cuenta de ahorros para niños. Posteriormente al descubrir que las cuentas infantiles están dando un interés muy bajo, buscamos si hay otras opciones y en ese momento empezamos a dudar al ver conceptos como ¿riesgo?¿seguridad?¿renta fija?….

Vamos a ver en este artículo, que la base de todos los productos financieros es la misma, son tres tipos de activos financieros combinados en distintas proporciones.

Todos los productos financieros invierten en tres tipos de activos:

Renta Variable, Renta Fija y Activos Monetarios

Cualquier producto financiero es una combinación de los tres tipos de activos financieros: son como los tres colores primarios (azul, amarillo y rojo) a partir de los cuales, mezclándolos con distintos porcentajes, se generan todos los demás. Cualquier producto financiero invierte en una, dos o incluso en las tres tipologías de activos financieros.

ahorro hijos

Activos Monetarios (Cuentas infantiles)

Se incluyen en este grupo el dinero que tenemos en efectivo, las cuentas corrientes, las cuentas infantiles, los depósitos, la renta fija a corto plazo y las Letras del Tesoro a menos de un año. Históricamente ha sido el activo más seguro, ya que, sin asumir ningún riesgo, ofrecía una rentabilidad aceptable. La mayoría nos acordamos aún de las cuentas que nos daban hasta un 3% de rentabilidad garantizada, solo por tener el dinero guardado en esas cuentas.

En los últimos años, con los interés al 0%, o incluso en negativo, la mayoría de los productos o inversiones en este activo no han dado rentabilidad. A modo de ejemplo, la mejor cuenta de ahorro para niños en 2020, da un interés del 0,5%

Renta Fija

Son emisiones que emiten los Estados y las empresas para financiarse a cambio de darnos una rentabilidad fija. Un ejemplo de renta fija son las emisiones a 5 o 10 años, que reciben el nombre de bonos. En ellos, nosotros invertimos una cantidad inicial y cada año nos va rentando un determinado interés fijado. Pasado ese periodo, nos devuelven el capital inicial. Durante los años que la emisión de renta fija está vigente se puede comprar y vender, ya que cotiza en un mercado especial para la renta fija, de forma similar a como lo hacen las acciones.

Es importante remarcar que la renta fija no significa que no puede subir y bajar, su precio varia como lo hacen las acciones, puedes ampliar la información sobre porqué oscila la renta fija en nuestro artículo: La inversión en Renta Fija no es fija, cotiza.

Renta variable

El tercer tipo de activo financiero es la renta variable, que también recibe otros nombres como la Bolsa, los mercados o las acciones. Al invertir en renta variable, en acciones, estamos comprando un porcentaje muy pequeño de las empresas. Cada empresa tiene un capital social que se ofrece en los mercados, ya sea para que la empresa tenga dinero para empezar su actividad, para impulsar su crecimiento o para su mantenimiento. Al comprar renta variable estamos ligando nuestra inversión a la evolución de la empresa y también de las circunstancias que afectan al precio de las acciones.

Al hablar de ahorrar para los hijos, como es un ahorro que vamos a tener que utilizar al cabo de unos años, muchos padres no quieren hablar de invertir en acciones. Vamos a ir viendo que invertir en renta variable no significa invertir en acciones y que hay opciones de invertir de forma segura en renta variable

Para el ahorro de mis hijos ¿dónde me conviene ahorrar?

Los tres activos se pueden representar gráficamente. Lo vemos en esta imagen de un estudio de JP Morgan, sobre cómo invertir de cara al futuro. En el eje horizontal hemos puesto el tiempo y en el eje vertical la rentabilidad.

ahorro largo plazo hijos

La línea más plana son los activos monetarios, la que finaliza en la zona media es la renta fija y la línea más ascendente, que al final alcanza una rentabilidad mayor, es la renta variable.

En principio, a largo plazo, la renta variable va a tener mayor rentabilidad (y oscilaciones) que la renta fija. Del mismo modo, la renta fija va a tener mayor rentabilidad (y también oscilaciones) que los activos monetarios.

Es muy importante el matiz de “en principio” porque, si concentramos nuestra inversión en sólo unos pocos valores, la teoría de que la renta variable obtiene mayor rentabilidad que la renta fija y que los activos monetarios, no se cumple, es fundamental invertir de forma diversificada.

Estrategias adecuadas para invertir para nuestros hijos :

La renta variable es el activo más conveniente para conseguir nuestros objetivos de largo plazo, como puede ser el de ahorrar para nuestros hijos,  pero no se puede empezar a invertir en renta variable de cualquier forma, es muy importante realizar una correcta planificación financiera y conocer las claves para invertir de forma segura.

La principal estrategia para ahorrar de forma segura es invertir un poco cada mes, hacer un plan de ahorro destinando una determinada cantidad cada mes, ya que así se van rentabilizando nuestros ahorros a la vez que aprovechamos a nuestro favor las oscilaciones de los mercados.

¿Cuál es la mejor opción para los ahorros de mis hijos?

Como hemos visto, hay varias opciones para el ahorro que queremos tener en el corto plazo (hucha y cuentas de ahorro infantiles) y otras opciones para el ahorro a medio y largo plazo. Los productos en sí no son buenos ni malos, sino que en función de nuestra situación y objetivos habrá unos productos más adecuados que otros.

Puedes solicitar que te realicemos un estudio –sin coste ni compromiso – sobre las opciones más adecuadas para ti, enviándonos un email a info@cuentaahorroinfantil.es o rellenando nuestro formulario de asesoramiento.

Aquí también puedes ver las últimas publicaciones en Cuentaahorroinfantil: