Cómo ahorrar 50.000 euros en 15 años (plan de ahorro para los hijos)

Plan ahorro niños 50.000 euros

La idea de ir ahorrando para los hijos es una idea que tenemos la mayoría de padres, y así tener una hucha preparada para cuando los niños sean mayores y se planteen que desean a estudiar o hacer cuando acabe la enseñanza obligatoria. Vamos a ver en este artículo cómo ahorrar 50.000 euros en 15 años.

Sea cual sea la elección de nuestro hijos, lo que está claro es que cuando cumplan entre 17 y 20 años, vamos a tener que realizar un desembolso económico, que será más elevado si todos los estudios o una parte de ellos se realizan fuera del lugar de residencia y más aun si por el tema de la perfección de los idioma la formación es en el extranjero.

Una opción es anticiparse y como sabemos que vamos a necesitar ese dinero cuando nuestros hijos tengan por ejemplo 18 años e ir destinando una cantidad mensual a crear esa hucha para los estudios de los hijos.

La gran ventaja de hacerlo es que disponemos de tiempo suficiente para ir tener esos ahorros, por lo que el importe mensual a aportar al plan de ahorro es muy inferior a la cantidad que deberíamos pagar en caso de pedir un préstamo.

Para el ejemplo vamos a suponer que necesitamos una hucha de 50.000 euros dentro de 15 años.

Cómo ahorrar 50.000 euros en 15 años

Si vamos destinando el ahorro mensual en una hucha, la rentabilidad acumulada es 0, por lo que para tener 50.000 euros en 15 años, tendremos que poner anualmente 3.333 euros, es decir, 277 euros cada mes.

Si en lugar de dejarlo en la hucha, lo ponemos en una cuenta que nos vaya dando un 0,5% anual, la aportación mensual debe ser de 260 euros. En total de los 50.000 euros, 48.060 será dinero que hemos aportado nosotros y 1.950 euros la rentabilidad obtenida.

Si la cuenta nos da el 1% anual,  la cantidad que tendríamos que poner cada mes son 256 euros, al final tendríamos en 15 años los 50.000 euros, habiendo aportado 46.080 y casi 4.000 euros son de rentabilidad del ahorro.

Si elegimos un producto cuya rentabilidad sea similar a la subida de precios esperada en los próximo años, que según la estimación y la pretensión del BCE es que el IPC sea del 2% anual. Debemos aportar cada mes 236 euros, y de los 50.000 euros., 42.480 serán dinero que hemos aportando nosotros y 7.500 beneficios.

Invertir para los hijos en productos de largo plazo

Como el plan de ahorro es a largo plazo, podemos destinar el ahorro mensual a invertirlos en productos que a largo plazo den una rentabilidad media superior. Invirtiendo de forma diversificada y mediante aportaciones mensuales podemos obtener rentabilidades superiores al 4 % anual.
Naturalmente hay que utilizar estrategias para aumentar la seguridad de la inversión y no correr riesgos, ya que el objetivo es tener los 50.000 euros en 15 años. La aportación en este caso es de 200 euros al mes, y el beneficio obtenido es de unos 14.000 euros, cuando nuestra aportación ha sido de 36.000 euros.

Si la rentabilidad final del plan de ahorro es del 5% de media anual, la aportación mensual debe ser de 182 euros ( con 17.000 euros de beneficios y 33.000 de aportación nuestra)

Como comparativa, si en lugar de colocar en el primer caso los 277 euros en la hucha, los vamos invirtiendo en un plan de ahorro que nos de el 4%, la cantidad final no seria de 50.000 sino de casi 70.000 euros.

Ahorrar 50.000 euros en 15 años

Pedir un préstamo de 50.000 euros

Lo ideal para los padres es que nuestros hijos puedan elegir libremente lo que quieran estudiar, sin que les pongamos como condicionante una asignación económica que limite las opciones a seleccionar. En el caso que en el momento de tomar la decisión de dónde estudiar nuestros ahorros no nos permitan sufragar los estudios, como padres haremos todo lo posible para que lo puedan hacer, ya sea sacrificado otras opciones para poder pagarlos, reduciendo gastos (quitándonos de nuestro ocio, de viajes…) o solicitando un préstamo para que nos financien los estudios e irlos pagando poco a poco.

Esta segunda opción – pedir un préstamo – supone solicitar una determinada cantidad para ir pagándola mes a mes en el futuro añadiendo un coste, que es el tipo de interés. Es equivale a hacer un plan de ahorro con un alto coste que a diferencia de hacer un plan de ahorros para disponer de una cantidad, en el prestamos la “rentabilidad” no nos favorece a nosotros, ya que es el interés que pagamos por el préstamo.

A día de hoy los préstamos para los estudios se están ofreciendo entorno al 7 u 8% de interés. Si el préstamo que pedimos es de 50.000 euros y para devolverlo nos dan un plazo de 10 años, la cuota mensual que debemos abonar al 7% es de 581 euros y al 8% sería de 607 euros al mes. Aunque no existen en la actualidad, para poder comparaéstmaos las cantidades mensuales, si alguna entidad nos diera un prestamos al 7% para los estudios y nos dieran 15 años para pagarlo, la cuota mensual seria de 449 euros y al 8% la cuota es del 477 cada mes durante los 15 años.

Solicita estudio gratuito para saber dónde ahorrar para tus hijos

Si lo deseas puedes solicitar un estudio gratuito sobre qué combinación de productos es más adecuada para ti en función de tu situación personal y financiera y de los objetivos que tengas.

Puedes hacerlo a través de nuestro formulario de Contacto para asesoramiento financiero, sin ningún tipo de compromiso. También puedes enviarnos un email a info@cuentaahorroinfantil.es y estudiaremos tu caso personal sin coste ni compromiso.

 

 

Aquí puedes leer otros artículos sobre el ahorro de los hijos.

 

Se el primero en comentar en "Cómo ahorrar 50.000 euros en 15 años (plan de ahorro para los hijos)"

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.


*